Luis Cabezudo

Que puedo ofrecer más que respirar y sonreír pero hay en todo intercambio un comercio ávido y en toda interacción, una disputa por derechos fundamentales.

Estudios varios

Málaga 2022

This picture was taken in June of 2001 from the International Space Station orbiting at an altitude of 211 nautical miles.

viernes, 22 de abril de 2022

Pues aquí estoy en Torremolinos, Málaga tratando de escapar de la llegada de otros a la isla, en un intento de emprender algo que tiene un principio familiar, en un entorno muy comercial de turismo muy competitivo.

Que puedo ofrecer más que respirar y sonreír pero hay en todo intercambio un comercio ávido y en toda interacción, una disputa por derechos fundamentales.

Hay un rechazo a lo extraño pero es un negocio codicioso.

Hay un juicio y una valoración automática y una reacción en defensa de una integridad.

Hay conversaciones incómodas y criterios en los que uno pierde el hilo.

Caminar entre la Cultura como esencia de una humanidad desbordada llena de otras lenguas y ver luces y mascarillas tiradas en la calle.

La cara descubierta por fin después de dos años.

Pero he sentido aprensión y es un esfuerzo respirar y recibir el poso de tanta construcción en el paraíso del cielo lleno de palomas y polvo.

Hablar de todo y soltar cierta pluma como un avestruz que escapa en una explanada de atropellos y patinetes.

Esta discusión entre lo que uno piensa y lo que dice. Todo dentro de un tiempo que ya pasó y una palabra hablada y la memoria inmediata olvidada.

Las telas enormes como patrones de un sastre. Cortadas y con reparaciones en costuras. Para que un bastidor con formas geométricas encaje perfectamente.

Los retratos empastados de resinas brillantes y las luces reflejadas como mal necesario e inevitable.

Un eclipse en una sala oscura.

Unos atillos de seda con caracteres chinos.

Un discurso inventado sobre la marcha de un discurso pensado y transcrito en catálogos que luego -después de décadas- leo.

No entiendo nada pero no paro de hablar.

Hoy conoceré a Belén y Lucía. Las vidas que vienen y están preparadas para su colegio y su educación. Un futuro ya.